Tipos de puertas cortafuegos y sus usos

No existe gran misterio en saber para qué son las puertas cortafuegos, pues su nombre ya da bastantes pistas. Estas puertas se utilizan para evitar la propagación de incendios empleando un sistema de sectorización de zonas que se comportan como una barrera para frenar el fuego. Ayudan a ganar tiempo impidiendo que avance el incendio y a que se evacúe al personal que pueda encontrarse en el edificio.

Así pues, su elemento más característico es el aislante térmico y el diseño en estructura que neutraliza la dilatación que el metal puede sufrir con el aumento de la temperatura. Es esencial que este tipo de puertas se cierren automáticamente cada vez que son abiertas.

Según el tiempo que las puertas resistan el fuego serán clasificadas de distinta forma, por ejemplo, las hay de sesenta minutos, de noventa minutos y de ciento veinte minutos.

¿Qué tipos de puertas cortafuegos hay en el mercado?

Existen diferentes tipos de puertas cortafuegos cada una indicada según el lugar donde vaya a ser instalada.

Batiente de una hoja o batiente de dos hojas

Están compuestas por una o dos hojas y en su interior contienen diferentes materiales, entre los que destacan el pladur, la roca o la lana.

Cortafuegos correderas

Hay de distinto tamaño, una para naves industriales y otra para uso peatonal.  Se trata de una puerta que se desliza mediante una guía en la parte superior y son muy recomendables a la hora de sectorizar espacios. Es esencial que siempre estén abiertas, cuando se cierran lo suelen hacer por sistema de caída por el desnivel de la guía, sin embargo, si la puerta es muy grande se le instala un sistema motorizado de contrapeso.

Cortafuegos guillotina

Si se carece del espacio suficiente, la puerta cortafuegos a instalar idónea será la de tipo guillotina, ya que no precisa de hueco a los laterales para poder abrirse o cerrarse si no que lo hace verticalmente.

Siempre permanece abierta y es un aviso del detector de incendios el que la acciona para cerrarse y frenar la propagación del fuego.

Cortafuegos seccionales

Separan distintas secciones del lugar en caso de incendio, actúan como puerta cortafuegos pero también se pueden emplear como puerta seccional de uso normal.

Registro cortafuego

Son perfectas para instalar en contadores, cuadros de máquinas y demás lugares sensibles a poder propagarse el fuego o iniciarlo mediante un cortocircuito. Estas puertas son pequeñas y por este motivo se emplean como protección contra los incendios en lugares específicamente de menores dimensiones como los que hemos comentado.