Recomendaciones para elegir las puertas de comercios y locales

¿Pensando en la apertura de tu nuevo comercio? Se acerca el día de ver materializado tu sueño. Tras multitud de horas de trabajo, tan solo queda afrontar las últimas decisiones como la decoración  o la seguridad. Pero… ¿Y si se pudieran combinar ambos aspectos? Hablamos de la elección de la forma de acceso a tu negocio. Y es que un detalle tan aparentemente insignificante como escoger la puerta de entrada, conlleva todo un entramado de significaciones y  puede resultar de vital importancia de cara a la proyección de tu empresa. Existen una gran variedad de alternativas desde puertas correderas de cristal hasta batientes metálicas. Si quieres saber cómo tomar una buena decisión al respecto y qué debes tener en cuenta continúa leyendo…

1º. Debes conocer las limitaciones de tu negocio y clasificar  los clientes que acogerá

La mejor alternativa para la mayoría de comercios y locales situados a pie de calle son las puertas correderas de cristal automáticas, ya que pueden adaptarse perfectamente a diversas situaciones y ámbitos. Esta opción transmitirá amplitud, luminosidad, transparencia y orden, lo que facilitará tanto la entrada de clientes como un agradable ambiente de trabajo. Además, el avance tecnológico, con sus sensores de movimiento y de cierre garantiza una seguridad absoluta ante posibles accidentes o incidentes.

2º. Todo es imagen

Debemos pensar en la idea que queremos transmitir a nuestros clientes y materializarla. Las puertas correderas de cristal son ideales para tiendas o comercios, donde la imagen radica en el interior. Con una panorámica tendrían que ser visibles los productos y la forma de trabajo de la empresa. Sin embargo, la privacidad también es imagen, ya que no es lo mismo ir de compras por ocio, que estar en una consulta médica por necesidad. En estos casos, las puertas correderas de cristal ofrecen diversas alternativas como la apariencia opaca o dan la posibilidad de añadir un vinilo con la imagen de la marca. Esta última opción, transmite a la vez seriedad y modernidad (ya que requerirá un diseño previo),  sin bloquear la sensación de equilibrio de la que hablábamos con anterioridad.

3º. Contar la afluencia de personas en el recinto

En este apartado entran en juego las puertas batientes de cristal o de vidrio, y las enrollables manuales y automáticas. Las primeras de ellas son habituales en oficinas y negocios empresariales, que aportan elegancia y transparencia. Sin embargo, aunque pueden, no están pensadas para acoger un gran aforo. Si escoges esta opción, es importante recordar que según el actual Código Técnico de Edificación (CTE), estas deberán abrir hacia fuera cuando en el local se acojan más de 50 personas, ya que sin este requisito no se otorgará la licencia de apertura. Por su parte, las enrollables o manuales, eliminan este problema, ya que proporcionan un acceso directo al local como sucede en los centros comerciales.

4º. Saber el valor de los productos que ofreces

Si tu comercio es una joyería, una tienda de informática o similar, la mejor opción es optar por puertas metálicas enrollables, ya sean manuales o automáticas, en función del presupuesto a invertir. Este material dificultará el robo de la mercancía. Solamente si los productos alcanzan un gran coste económico podría ser adecuado combinar varios modelos como la corredera de cristal y la enrollable, lo que puede ser visible en grandes almacenes.

¡Lo que está claro es que cada una cuenta con una serie de ventajas específicas que van ligadas a la imagen de tu negocio! ¿Y tú? ¿Qué quieres proyectar?